Costa Rica: cuatro mercados orgánicos para disfrutar del sabor “tico”

Costa Rica: cuatro mercados orgánicos para disfrutar del sabor “tico” Una de las mejores formas de conocer el gran patrimonio gastronómico de Costa Rica es visitar sus mercados, ferias del agricultor y ferias de productos orgánicos en las principales ciudades del país.

 

Cada uno de estos bulliciosos y pintorescos sitios permite descubrir, además de innumerables sabores y aromas, parte de la cultura y las tradiciones de este extraordinario país centroamericano.

 

En este sentido, la oferta gastronómica sostenible costarricense va desde lo tradicional hasta la innovación en restaurantes, sodas, mercados, ferias del agricultor y productos orgánicos, y en las diferentes regiones turísticas se puede encontrar desde comida casera hasta restaurantes modernos, tradicionales, sofisticados, vegetarianos, veganos, con una gran oferta a base de ingredientes frescos y naturales.

 

En la feria (la palabra que se utiliza en Costa Rica para referirse al mercado de productores) se puede comprar una gran cantidad de productos frescos y locales, desde frutas, verduras, carnes, quesos, miel, vinos caseros, zumos, mariscos recién pescados y postres típicos hasta ropa y artesanías típicas, entre muchos otros productos, a precios increíblemente bajos. En todo caso, visitar un mercado de productores mientras se viaja por Costa Rica es una experiencia cultural maravillosa.

 

Feria de Tamarindo
Todos los sábados, de 08.00 a 13.00 horas, la Feria de Tamarindo abre sus “puertas” en el solar al lado de la terminal de autobuses de Alfaro. Así que todos aquellos que visiten este municipio de la provincia de Guanacaste (costa del Pacífico), famoso por sus playas, tienen una cita casi obligada este animado mercado. Hay diferentes puestos de productos orgánicos, En cada feria, hay diferentes puestos de productos orgánicos, entre tantos otros productosde pescado local, especias caseras, vinos orgánicos, quesos, chocolate, productos horneados, helados, flores…, además de artes y manualidades. Generalmente hay música en vivo y un stand de adopción de animales. La Feria de Tamarindo es una manera muy divertida de pasar un sábado por la mañana como los lugareños.

 

Feria La Paz
Todos los miércoles a partir de las 15.00 horas, y hasta las 18.00 h, la Escuela Comunitaria La Paz, en Guanacaste, alberga un fabuloso mercado de productores orgánicos. Hay vendedores locales que venden frutas y verduras orgánicas, especias, tés, cafés, pescado, huevos, productos horneados y dulces, jabones caseros, joyas y mucho más. Además, el mercado se lleva a cabo debajo de un hermoso árbol de Guanacaste y a menudo los estudiantes venden  limonada y promueven sus proyectos comunitarios y medioambientales.

 

Feria del Agricultor en Quepos
En la zona de Quepos o Manuel Antonio (también en la costa del Pacífico, pero al sur de San José, la capital costarricense), específicamente en el parque Municipal (detrás del mercado, que también se puede visitar, por supuesto), la Feria del Agricultor en Quepos es parada obligatoria. Tienen unos precios muy razonables y es la mejor opción para comprar alimentos. Este mercado abre los viernes por la tarde (13:00 – 21:00 h.) y los sábados por la mañana (05:00 – 14:00 h.). Se pueden comprar productos cultivados localmente, deliciosos quesos costarricenses, mariscos recién pescados y productos prefabricados como guacamole, ensaladas y salsas. Aquí también se encuentran artesanos que venden sus trabajos. Si se quiere comprar como un local, ¡este es el lugar!

 

Feria Verde de Aranjuez
La Feria Verde de Aranjuez es uno de los mercados de productores orgánicos más reconocidos de Costa Rica; también es uno de los más grandes. Se encuentra a las afueras de la capital, San José, y está abierto todos los sábados desde las 07.00 hasta las 12.00 horas. Ahí se puede encontrar pasta casera sin gluten, productos lácteos de cabra, huevos de gallinas camperas, quesos artesanales, deliciosos pasteles y un montón de productos especiales que la mayoría de los supermercados en Costa Rica no comercializan. También hay artistas locales que venden sus artesanías, músicos que tocan en directo y clases de yoga. A la hora de visitar Costa Rica, siempre vale la pena pasarse por sus coloridos mercados y mercadillosEs fácil pasar toda la mañana aquí… ¡hay mucho que hacer, ver y, desde luego, comprar!

 

En definitiva, a la hora de visitar Costa Rica, además de disfrutar de sus maravillosas playas, de sus exuberante naturaleza, de su singular patrimonio histórico, artístico y cultural, y de tantos otros atractivos, siempre vale la pena pasarse por sus coloridos mercados y mercadillos, lugares que muestran, en buena medida, el inagotable encanto del país.

 

Fuente: The Blueroom Project

Acerca de Redacción Expocultur

Equipo de Redacción de Expocultur
Esta entrada ha sido publicada en Gastronomía y etiquetada como , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.