Solares de Portugal: descubre todo el encanto rural luso

Solares de Portugal: descubre todo el encanto rural lusoPortugal nos plantea la posibilidad de disfrutar de un nuevo concepto de turismo. Se trata de la fusión entre historia y turismo rural que propone la asociación Solares de Portugal, perteneciente a TURIHAB –Turismo de Habitaçao em Portugal. La oportunidad no sólo de viajar a un nuevo lugar sino también de viajar a otra época.

 

Fruto de olas y de descubrimientos marítimos, el país luso se halla inmerso en una atmósfera que combina una gran variedad de influencias estéticas. Son el producto del rico patrimonio y de la herencia de numerosas culturas que, durante siglos, han esculpido su arquitectura civil, religiosa y militar.

 

En este ambiente, Solares de Portugal plantea un nuevo concepto de turismo que aboga por la preservación del patrimonio arquitectónico y de la herencia cultural. Promoviendo además la calidad, Solares de Portugal ha realizado una selección de alojamientos que permiten al visitante viajar a las raíces de Portugal. Grandes paisajes rodean casas, quintas, pazos, palacios e incluso molinos en los que actualmente el turista puede hospedarse. La mayoría de estas casas están enmarcadas en parques nacionales, cumbres de sierras, lagos o zonas históricas.

 

Solares de Portugal: descubre todo el encanto rural lusoHasta ahora, el turismo rural había permitido disfrutar de productos caseros, de la máxima tradición hospitalaria, del silencio solo interrumpido por los sonidos de la naturaleza o de atardeceres donde el viajero es el único protagonista. Pero con este nuevo concepto todo está, además, impregnado de un valor añadido: la posibilidad de disfrutar del sentimiento único de pertenencia a un lugar que destila historia. Ninguno de estos alojamientos fue propiamente un hotel en el pasado sino casas familiares, escenarios de generaciones, tradiciones y costumbres portuguesas. Muros del siglo XVI, leer un libro a la sombra de árboles centenarios, disfrutar de una noche fría al calor de una chimenea que antaño fue horno, o dormir en un molino, marcan la diferencia y hacen de ésta una oportunidad más que recomendable para disfrutar de un nuevo estilo, de un viaje en espacio y tiempo.

Esta entrada fue publicada en Destinos y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.