Los sabores al otro lado del Mediterráneo – Egipto y su gastronomía

Los sabores al otro lado del Mediterráneo – Egipto y su gastronomía El gran atractivo de Egipto es, sin duda, su incomparable legado histórico, que atrae a miles de turistas cada año. Aunque lo cierto es que el país norteafricano resulta irresistible por muchas cosas más, como su singular gastronomía, una cocina que bebe de distintas fuentes, como la mediterránea, la árabe y la africana, para dar lugar a conjunto de sabores capaz de cautivar a cualquiera.

 

En este sentido, si algo caracteriza los gustos culinarios egipcios suelen ser los sabores muy especiados. Prueba de ello es la gran variedad de aderezos que se pueden adquirir en sus zocos, mercados en los que además se puede degustar la gastronomía egipcia a pie de calle. En todo caso, tanto en las grandes ciudades como en los pequeños pueblos, desde los mejores restaurantes internacionales hasta los pequeños cafés, los sabores de Egipto forman parte imprescindible del enorme atractivo del país.

 

Platos principales y especias
Quien viaja a Egipto no puede dejar de lado su cultura culinaria. Hay que pararse a degustar los platos típicos y disfrutar de los olores que salen de los fogones egipcios. Hay que probar un buen plato de basterma, elaborado a base de cecina ahumada, o dejarse llevar por el sabor del auténtico humus y de las deliciosas empanadas de verduras típicas… una buena forma de ir abriendo boca.

 

Los pescados tienen gran importancia dentro de la gastronomía. Al contar con muchos kilómetros de costa no es de extrañar que la variedad sea amplia y su consumo abundante. Alejandría, a orillas del Mediterráneo, es el enclave perfecto para descubrir los platos a base de crustáceos y pescados típicos de Egipto. Los zocos son una fuente inagotable de los sabores de EgiptoDe los fogones de sus restaurantes salen las famosas bambari, deliciosas gambas en salsa de ajo que no hay que dejar de probar.

 

Los platos principales en la cocina egipcia suelen ir acompañados de arroces, legumbres y verduras, como las habas, que se sirven aliñadas, asadas o como un puré. Otro plato auténticamente egipcio es el mahshi, un relleno preparado a base de arroz, hierbas, salsa de tomate y especias, que se utiliza para rellenar verduras como la berenjena o las hojas de col o de parra. También está el fattah, compuesto a base de arroz, migas de pan y carne, o el estofado de okra, servido con cordero o carne de vacuno.

 

Además, como buen país mediterráneo, la proliferación de olivos hace que en su cocina esté muy presente el rico aceite de oliva que se emplea en la elaboración de la mayoría de los platos. Los egipcios lo denominan “oro blanco”. Para rematar: el boharat, una mezcla de las especias más famosas dentro de esta gastronomía: pimienta blanca y negra junto con canela, clavo y nuez moscada es la base más común.

 

Como no podía ser de otra manera el pan también ocupa un lugar destacado en la mesa egipcia. El más famoso y consumido en todo el país es el típico aish, que se elabora con judías marrones trituradas y aliñadas con limón. De esta mezcla se obtiene una harina perfecta que, al no contener levadura, da como resultado el clásico pan con apariencia de tortita, tan común en Oriente Medio y el norte de África.

 

Los dátiles de Siwa son los mejores de EgiptoEl Egipto más dulce
Gracias a la influencia de otras cocinas, como la mediterránea, es fácil encontrar pasta entre sus platos. Como por ejemplo el menenas, una fusión de sabores italianos y egipcios en una pasta rellena de dátiles. Y hablando de dátiles, los de Siwa son quizás los mejores de Egipto; hay que probarlos al natural, pero también rellenos de almendras o de chocolate.

 

La repostería es, sin duda, una de las piezas clave de la gastronomía egipcia. Dulce y aromática, ofrece joyas como el konafah, fideos que forman una pasta muy fina que se mezcla con mantequilla y se envuelve en un relleno de nueces, nata montada, o ambos. O como la basbousa, un pastel dulce al que se le suele añadir coco.

 

Los tés son el remate perfecto para cualquier almuerzo o cena en Egipto. Algunos de ellos tienen propiedades medicinales que los convierten en todo un jarabe. Entre ellos destaca el karkadé, un té elaborado con la flor de hibiscus y que puede ser tomado frío o caliente. El shai, por el contrario, es un té negro de sabor intenso y del que se puede encontrar la variedad shai nana, un poco más suave porque se elabora con hojas de menta que matizan el fuerte sabor del té.

 

Sí, también hay vino
Aunque la mayoría de la sociedad egipcia es musulmana y no acostumbra beber alcohol, lo cierto es que cuentan con algunos vinos reseñables y una cerveza local, La gastronomía juega un papel fundamental en Egiptola “Stella”, de reconocida calidad. Ambas bebidas están disponibles para los turistas y para cualquiera que no siga las costumbres musulmanas.

 

Desde El Cairo hasta Abu Simbel, de Sharm El Sheikh a los oasis del desierto occidental, el espectacular patrimonio histórico y cultural que atesora Egipto, con 5.000 años de antigüedad, lo convierten en un país verdaderamente cautivador. Por supuesto, la gastronomía juega un papel fundamental dentro de ese gran conjunto de atractivos.

 

¡Qué aproveche!

 

Fuente: Idealmedia

Esta entrada fue publicada en Gastronomía y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.