Primavera del Sur – El Cruce Andino y la Carretera Austral

El sur de Chile tiene dos de los atractivos más versátiles y cambiantes del país. Puerto Montt es el punto de partida de estas dos rutas donde cada estación del año es un mundo en sí mismo, que invita al desafío de disfrutar la naturaleza tal y como la conocieron los primeros pobladores de estas tierras.


Cruce Andino, de lago en lago hasta la frontera
La geografía de la región de Los Ríos se caracteriza por la abundante presencia de ríos caudalosos de origen andino, entre los que destacan el Petrohué, Puelo, Yelcho y Palena, y lagos de origen glacial anidados entre montes y volcanes, como el Puyehue, Casablanca, Puntiagudo, Tronador, Osorno, Calbuco, Chaitén y Corcovado.



La zona sur de Chile cuenta con varios puestos fronterizos para cruzar desde o hacia Argentina pero, sin duda, el camino más espectacular es el Cruce Andino. Trayectos en bus y barco te llevarán por asombrosos paisajes de lagos, cascadas, bosques exuberantes y volcanes nevados que llenan el paisaje donde los pioneros en realizar este viaje fueron los colonos alemanes a mediados del siglo XIX.


A 50 km de Puerto Varas, el Parque Nacional Vicente Pérez Rosales fue el primer parque de Chile, fundado en 1926. Sus grandes atractivos son el Lago Todos los Santos, de color esmeralda y rodeado de montañas, y la cumbre nevada del Volcán Osorno. Desde aquí también se puede ver el inconfundible Volcán Puntiagudo (2.493 metros), y el Monte Tronador (3.491 metros), que marca la frontera con Argentina.


La joya de este parque son los saltos del Petrohué, un torrente de agua y cascadas espumosas que descienden a través de un cañón de roca volcánica excavado por la lava. Lo mejor para admirar este espectáculo es verlo de cerca en uno de los jet boat del parque. No existe camino terrestre entre Petrohué y Peulla, por lo que es imprescindible coger una de las embarcaciones que cruzan el Lago Todos Los Santos.


Aquí se puede hacer trekking por senderos como el de Los Enamorados, el Velo de la Novia, Rincón de Osorno y Desolación. En invierno se puede hacer trekking en la nieve.


Puerto Varas es el punto neurálgico de la zona, con hoteles acogedores y de primera calidad como el Gran Hotel Colonos del Sur, el Hotel Cabañas del Lago o el Hotel Cumbres Patagónicas,

que invitan a caminar por la orilla del lago con vistas al volcán Osorno, degustar la gastronomía sureña, recorrer las tiendas gourmet y de artesanía, conocer la historia local en sus museos y contemplar la arquitectura de inspiración alemana.


Carretera Austral, la ruta escénica de la Patagonia

Un recorrido por esta ruta de 1.200 km desde Puerto Montt hasta Villa O’Higgins, es un sorprendente viaje por lagos multicolores, fiordos y bosques, alucinantes ventisqueros, pampas inabarcables, glaciares e imponentes ríos y cascadas, consolidando la Carretera Austral como una de las mejores rutas escénicas para visitar a nivel mundial y donde cada kilómetro pide ser fotografiado.


La Carretera Austral permite acceder a los atractivos más importantes de la Patagonia Norte, como el Parque Nacional Queulat, lugar favorito para fotógrafos de naturaleza y viajeros gracias a su accesibilidad y belleza escénica, el río Futaleufú, famoso mundialmente por sus excelentes condiciones para practicar rafting, la Laguna San Rafael, Reserva Mundial de la Biósfera con el imponente glaciar San Rafael, el Lago General Carrera, el más grande de Chile, de aguas color turquesa y un entorno de naturaleza intacta, donde también se encuentra el Santuario de la Naturaleza Capilla de Mármol.



El río Baker, el más caudaloso de Chile, es reconocido como uno de los mejores lugares para la pesca con mosca, con numerosos lodges en sus alrededores. La Caleta Tortel, en su desembocadura, es una pequeña aldea costera que en vez de calles tiene pasarelas de madera, destaca también su arquitectura en “palafitos”, casas de madera construidas en el agua sobre pilotes, característica de la zona de Chiloé. Y cerrando el viaje Villa O’Higgins, puerta de entrada a los Campos de Hielo Sur.


No importa cuántas veces la visites porque la Carretera Austral, ¡siempre sabe reinventarse y sorprender!


Fuente: Interface Tourism Spain

El sur de Chile tiene dos de los atractivos más versátiles y cambiantes del país. Puerto Montt es el punto de partida de estas dos rutas donde cada estación del año es un mundo en sí mismo, que invita al desafío de disfrutar la naturaleza tal y como la conocieron los primeros pobladores de estas tierras.


Cruce Andino, de lago en lago hasta la frontera
La geografía de la región de Los Ríos se caracteriza por la abundante presencia de ríos caudalosos de origen andino, entre los que destacan el Petrohué, Puelo, Yelcho y Palena, y lagos de origen glacial anidados entre montes y volcanes, como el Puyehue, Casablanca, Puntiagudo, Tronador, Osorno, Calbuco, Chaitén y Corcovado.



La zona sur de Chile cuenta con varios puestos fronterizos para cruzar desde o hacia Argentina pero, sin duda, el camino más espectacular es el Cruce Andino. Trayectos en bus y barco te llevarán por asombrosos paisajes de lagos, cascadas, bosques exuberantes y volcanes nevados que llenan el paisaje donde los pioneros en realizar este viaje fueron los colonos alemanes a mediados del siglo XIX.


A 50 km de Puerto Varas, el Parque Nacional Vicente Pérez Rosales fue el primer parque de Chile, fundado en 1926. Sus grandes atractivos son el Lago Todos los Santos, de color esmeralda y rodeado de montañas, y la cumbre nevada del Volcán Osorno. Desde aquí también se puede ver el inconfundible Volcán Puntiagudo (2.493 metros), y el Monte Tronador (3.491 metros), que marca la frontera con Argentina.


La joya de este parque son los saltos del Petrohué, un torrente de agua y cascadas espumosas que descienden a través de un cañón de roca volcánica excavado por la lava. Lo mejor para admirar este espectáculo es verlo de cerca en uno de los jet boat del parque. No existe camino terrestre entre Petrohué y Peulla, por lo que es imprescindible coger una de las embarcaciones que cruzan el Lago Todos Los Santos.


Aquí se puede hacer trekking por senderos como el de Los Enamorados, el Velo de la Novia, Rincón de Osorno y Desolación. En invierno se puede hacer trekking en la nieve.


Puerto Varas es el punto neurálgico de la zona, con hoteles acogedores y de primera calidad como el Gran Hotel Colonos del Sur, el Hotel Cabañas del Lago o el Hotel Cumbres Patagónicas,

que invitan a caminar por la orilla del lago con vistas al volcán Osorno, degustar la gastronomía sureña, recorrer las tiendas gourmet y de artesanía, conocer la historia local en sus museos y contemplar la arquitectura de inspiración alemana.


Carretera Austral, la ruta escénica de la Patagonia

Un recorrido por esta ruta de 1.200 km desde Puerto Montt hasta Villa O’Higgins, es un sorprendente viaje por lagos multicolores, fiordos y bosques, alucinantes ventisqueros, pampas inabarcables, glaciares e imponentes ríos y cascadas, consolidando la Carretera Austral como una de las mejores rutas escénicas para visitar a nivel mundial y donde cada kilómetro pide ser fotografiado.


La Carretera Austral permite acceder a los atractivos más importantes de la Patagonia Norte, como el Parque Nacional Queulat, lugar favorito para fotógrafos de naturaleza y viajeros gracias a su accesibilidad y belleza escénica, el río Futaleufú, famoso mundialmente por sus excelentes condiciones para practicar rafting, la Laguna San Rafael, Reserva Mundial de la Biósfera con el imponente glaciar San Rafael, el Lago General Carrera, el más grande de Chile, de aguas color turquesa y un entorno de naturaleza intacta, donde también se encuentra el Santuario de la Naturaleza Capilla de Mármol.



El río Baker, el más caudaloso de Chile, es reconocido como uno de los mejores lugares para la pesca con mosca, con numerosos lodges en sus alrededores. La Caleta Tortel, en su desembocadura, es una pequeña aldea costera que en vez de calles tiene pasarelas de madera, destaca también su arquitectura en “palafitos”, casas de madera construidas en el agua sobre pilotes, característica de la zona de Chiloé. Y cerrando el viaje Villa O’Higgins, puerta de entrada a los Campos de Hielo Sur.


No importa cuántas veces la visites porque la Carretera Austral, ¡siempre sabe reinventarse y sorprender!


Fuente: Interface Tourism Spain

zp8497586rq
This entry was posted in Destinos and tagged , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.