Más cerca que nunca: Cardiff

¿Quién no quiere huir de vez en cuando de la rutina? Y qué mejor manera que hacerlo en compañía de amigos, a un precio asequible y en un destino interesante. ¡A viajar a  Cardiff!
Algo de cultura para comenzar.Ciudad de contrastes; moderna, vanguardista pero con ese recuerdo de lo que un día fue el puerto de carbón más importante del mundo. Así es Cardiff, la capital de Gales. Una ciudad que ha sabido mantener su ambiente victoriano y, a la vez, convertirse en una auténtica ciudad del siglo XXI.
Sus apenas 300.000 habitantes conviven entre calles peatonales, parques (es la ciudad que más zonas verdes tiene por habitante de Gran Bretaña) y su Gran Bahía renovada. Pero, sin duda, son dos los monumentos que mejor ilustran su condición actual, a la vez antigua y moderna: el Castillo, del siglo XI, situado en el corazón de la ciudad; y el estadio de rugby Millennium, construido en 1999.
Además, en Cardiff siempre suele haber mercadillos medievales donde imaginarse en época de torneos y donde se puede encontrar la típica comida galesa a un precio muy económico. Otros monumentos de interés y a los que se accede gratuitamente son: la Catedral de Llandaff, del siglo XII, el Centro de Arte “Iglesia Noruega”, ubicado en la bahía, o el Museo Nacional, situado cerca de un hermoso parque llamado Parc Cathays, y que alberga, después de Paris, una de las mejores colecciones de pintura impresionista; estos lugares entre muchos otros sitios relevantes.
Seguimos de compras.  Pasear por el centro de la ciudad es descubrir secretos y leyendas, y también muchas tiendas. La capital tiene una activa vida comercial en lo que se conocen como galerías, al estilo Victoriano, y que los galeses llaman “arcades”. Hay decenas de locales de antigüedades, moda y hasta de comida típica galesa;  hay tiendas exclusivas y marcas a un precio de ganga; sólo hay que prestar atención para hacerse con un vestido vintage de alta costura, joyas o regalos originales de Gales. 
Alguna recomendación para la noche.  A una media hora caminando del centro se encuentra la Bahía de Cardiff. Aquí suele haber todo tipo de eventos gratuitos: la Feria Internacional Gastronómica, un carnaval caribeño y un musical de Pop/Rock durante agosto; aquí se puede disfrutar de una bonita puesta de sol con barcos en el horizonte; de una noche en la ópera en el Wales Millennium Centre; de jugar a los bolos en el Red Dragon Centre…  Además, se ha convertido en los últimos años en una zona muy popular, con diversos bares y restaurantes y una vida nocturna vibrante y muy animada.
Más cerca que nunca. Cardiff es, además, la puerta de entrada para descubrir paisajes naturales indescriptibles, practicar todo tipo de deportes (golf, ciclismo…) y conocer la costa galesa. La capital tiene mucho que ofrecer y a un precio “de bolsillo; ideal para hacer una escapada diferente. Y ahora desde Barcelona es más fácil: Vueling comenzará a operar un vuelo directo al destino, en marzo, con una frecuencia de tres veces a la semana. El Aeropuerto Internacional de Cardiff tiene conexiones de tren con el centro de la ciudad y también autobuses directos a Cardiff Central Station los siete días de la semana. En cualquier caso, la capital galesa supone una experiencia inolvidable y está más cerca que nunca.
Esta entrada fue publicada en Destinos y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.