Invierno en Noruega

Esta temporada de invierno llega a Noruega con sus mejores clásicos y con importante novedades. Desde lo mejor del esquí hasta los pintorescos detalles del folclore, este nórdico país ofrece un invierno lleno de matices.
Seis meses de esquí
En Noruega ya ha comenzado la temporada de esquí, que gracias a su climatología se extiende desde mediados de noviembre hasta mayo, e incluso durante el verano. Noruega saca en invierno su lado más polifacético, tanto su perfil más tierno, reflejado en las pistas de patinaje sobre hielo, como el más atrevido, que ofrece actividades como el safari en trineo de perros o en moto de nieve, y el esquí con cometa o “Ski & Sail”. La principal diferencia de esquiar en Noruega es la calidad de su nieve y la posibilidad de esquiar prácticamente a la orilla del mar o de un fiordo, rodeado de paisajes espectaculares.
Esquí en Lillehammer
Lillehammer, sede de los Juegos Olímpicos de Invierno en 1994, es un lugar emblemático para los esquiadores. Gracias a aquel evento, se construyeron las magníficas instalaciones para esquiar de Kvitfjell, que este año abre sus pistas desde el 19 de noviembre. Y a 15 kilómetros de ahí, se encuentra la estación de Hafjell, con 30 pistas para todos los niveles. Ambas estaciones tienen fácil acceso desde el aeropuerto internacional de Oslo, y desde Lillehammer en tren y autobús. Además, muy cerca de Lillehammer se encuentra el Parque de Invierno Hunderfossen, un lugar único en Europa.
Hemsedal,  el mejor esquí alpino
Hemsedal es un pequeño pueblo de montaña conocido por ser uno de los mejores destinos de esquí en los Alpes escandinavos. La estabilidad del clima permite disfrutar del perfecto estado de la nieve desde el 25 de noviembre hasta principios de mayo. La estación cuenta con numerosas pistas para principiantes y con pistas de nivel superior para los más exigentes, además dispone de un ‘terrain park’ para los aficionados al snowboard y 130 kilómetros de senderos preparados para el esquí de fondo.
Noruega: “mejor destino de esquí 2011”
Noruega ha sido elegida como mejor destino de esquí de 2011 en los National Geographic Travel Awards. El país ha sido elegido por su excelente calidad de nieve y por la imponente naturaleza que rodea las pistas de esquí, la gran mayoría con vistas a fiordos o glaciares. Pero además el visitante puede combinar el deporte con otras actividades invernales, como, por ejemplo, ir de safari de cangrejo real o contemplar el mágico fenómeno de las Auroras Boreales. En cualquier caso, esta perfecta combinación ha sido decisiva para el voto final.   
  
El tren de Flåm
Este es un increíble viaje entre la estación de montaña Myrdal y la estación de Flåm, en lo más profundo del fiordo Aurlandsfjord. El viaje ofrece algunos de los paisajes más salvajes y espectaculares de Noruega: cascadas, montañas y una abundante vegetación. Y en invierno es más espectacular y dramático, si cabe, con las montañas cubiertas de nieve y las cascadas heladas. Cada año, este tren atrae a gente de todos los rincones del mundo, convirtiéndose  en una de las más espectaculares atracciones turísticas de Noruega.
Mundial de Snowboard 2012 
Oslo ya ha albergado tres campeonatos mundiales de esquí (1930, 1966 y 1982), pero el próximo mes de febrero será sede del Campeonato Mundial de Snowboard. El evento se celebrará en el Parque de Invierno Tryvann, del 11 al 20 de febrero de 2012. Los participantes en el campeonato competirán en dos disciplinas: slopestyle y halfpipe. España cuenta con la participación de la catalana Queralt Castellet, de 22 años, que actualmente ocupa el cuarto lugar entre las favoritas en el estilo halfpipe.
 
Drøbak, la Navidad en pleno
La pequeña ciudad de Drøbakse encuentra al lado este del Fiordo de Oslo, a tan solo media hora de la ciudad. Sus calles estrechas, de los siglos XVIII y XIX, con sus casitas de madera, confieren a la ciudad un aspecto idílico. En el centro de Drøbak está la plaza donde se encuentra La Casa de la Navidad de Tregaarden y la Oficina de Correos de los Duendes de Papá Noel. Un sitio singular que bien merece una visita en Navidad.
La casa de Papá Noel en Savalen
En medio de las montañas de Østerdalen, rodeada de bosques, se encuentra la casa del auténtico Papá Noel o “Julenissen“. Muy amablemente, el propio Noel abre su oficina postal y su fábrica de regalos, comparte sus galletas de jengibre y cuenta algunos de cuentos. Desde la oficina de correos se pueden enviar tarjetas de Navidad a todo el mundo con el auténtico sello de Papá Noel. Y al día siguiente, se puede seguir disfrutando de Savalen en trineo de caballos, en moto de nieve, pescando en el hielo, haciendo una excursión con raquetas de nieve o paseando en un trineo tirado por perros huskies.
Mercadillos navideños
Noruega ya empieza a vestir sus calles con los tan tradicionales mercadillos navideños, con sus puestos repletos de adornos, menaje de cerámica, figuritas para decorar el pesebre y demás objetos que envuelven al visitante en el espíritu mágico de estas fechas. Todas las ciudades montan sus casetas, desde inicios del mes de diciembre, con el fin de avivar el espíritu navideño. Además, alrededor de los mercadillos tienen lugar multitud de festivales, teatros callejeros y otras atracciones que contribuyen a la magia navideña.
Laponia Noruega
Laponia Noruega es la tierra favorita del invierno. Enormes mesetas nevadas comparten su espacio entre los renos y los habitantes de la cultura Sami. Las planicies cubiertas de nieve son el paisaje ideal para practicar fascinantes actividades invernales, como los paseos en motos de nieve, o en trineos de renos o perros, o el Safari de Cangrejo Real en el Mar de Barents. Se trata de una tierra de bellos contrastes, de una región salvaje en la que se respira la más absoluta tranquilidad y en la que en invierno se aparece la luz más bella del planeta: las auroras boreales.
En cualquier caso, el inverno es un momento perfecto para visitar Noruega.
This entry was posted in Destinos and tagged , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.