Dos “perlitas” desde CantabriaDos “perlitas” desde Cantabria

BUENAS NOTICIAS…
HALLADO UN NUEVO ESCENARIO DE LAS GUERRAS CÁNTABRAS EN EL ENTORNO DE VALDEOLEA. El yacimiento de Santa Marina, en Monte Ornedo (Valdeolea), atesora entre sus dos cimas evidencias y vestigios del pasado y, según se ha descubierto tras las sucesivas campañas de excavación arqueológica promovidas por el Gobierno de Cantabria, este lugar constituyó el poblado fortificado de la etapa prerromana cántabra más extenso que se conoce en la Comunidad.


En el sitio se han hallado materiales bélicos que evidencian que, también, podría haber sido un importante escenario de las Guerras Cántabras. Entre los objetos recuperados, cabe destacar los hallazgos de clavijas de las tiendas de campaña o los clavos de las sandalias de los legionarios, así como un puñal con remaches de plata y un proyectil incendiario de catapulta; todo parece indicar que el castro cántabro fue tomado al asalto e incendiado por los romanos, quienes establecieron en este lugar su campamento de campaña.


Y YA QUE ESTAMOS, UNA BUENA IDEA PARA UN FIN DE SEMANA…
RUTAS A CABALLO POR LOS PICOS DE EUROPA. Los Picos de Europa constituyen un paraje ideal para multitud de actividades deportivas. Rutas de senderismo, en bici o quads conforman esta amplia oferta a la que también se suman las rutas a caballo. A lomos de un equino y en plena naturaleza, los excursionistas pueden disfrutar de los impresionantes paisajes sobre los que se alzan las cumbres de los Picos de Europa y dan paso al Valle de Liébana. Una aventura de la que se puede disfrutar con la buena compañía de un grupo que se anime a adentrarse por los rincones más recónditos de estos parajes. 


En la comarca de Liébana es habitual encontrar excursionistas a caballo. De hecho, se ofrece una amplia gama de excursiones con diferentes recorridos. Entre ellos, es posible disfrutar del paseo adentrándose en el bosque de hayedos, encinas y robles que guarecen del frío invierno a los rebecos, corzos, ciervos y jabalíes, entre otros animales típicos de la zona. Atravesar las praderías y disfrutar de una espectacular panorámica invernal, en estos días, es otro de los principales atractivos de estas rutas a caballo por el valle de Liébana. Por supuesto, bien se puede cerrar el día disfrutando de la suculenta gastronomía de la zona, o relajándose en el circuito hidrotermal del Balneario de La Hermida.


Dos “perlitas” sobre un destino, Cantabria, que supone un tesoro verdaderamente inmenso.


Fuente: IC Comunicación

BUENAS NOTICIAS…
HALLADO UN NUEVO ESCENARIO DE LAS GUERRAS CÁNTABRAS EN EL ENTORNO DE VALDEOLEA. El yacimiento de Santa Marina, en Monte Ornedo (Valdeolea), atesora entre sus dos cimas evidencias y vestigios del pasado y, según se ha descubierto tras las sucesivas campañas de excavación arqueológica promovidas por el Gobierno de Cantabria, este lugar constituyó el poblado fortificado de la etapa prerromana cántabra más extenso que se conoce en la Comunidad.


En el sitio se han hallado materiales bélicos que evidencian que, también, podría haber sido un importante escenario de las Guerras Cántabras. Entre los objetos recuperados, cabe destacar los hallazgos de clavijas de las tiendas de campaña o los clavos de las sandalias de los legionarios, así como un puñal con remaches de plata y un proyectil incendiario de catapulta; todo parece indicar que el castro cántabro fue tomado al asalto e incendiado por los romanos, quienes establecieron en este lugar su campamento de campaña.


Y YA QUE ESTAMOS, UNA BUENA IDEA PARA UN FIN DE SEMANA…
RUTAS A CABALLO POR LOS PICOS DE EUROPA. Los Picos de Europa constituyen un paraje ideal para multitud de actividades deportivas. Rutas de senderismo, en bici o quads conforman esta amplia oferta a la que también se suman las rutas a caballo. A lomos de un equino y en plena naturaleza, los excursionistas pueden disfrutar de los impresionantes paisajes sobre los que se alzan las cumbres de los Picos de Europa y dan paso al Valle de Liébana. Una aventura de la que se puede disfrutar con la buena compañía de un grupo que se anime a adentrarse por los rincones más recónditos de estos parajes.


En la comarca de Liébana es habitual encontrar excursionistas a caballo. De hecho, se ofrece una amplia gama de excursiones con diferentes recorridos. Entre ellos, es posible disfrutar del paseo adentrándose en el bosque de hayedos, encinas y robles que guarecen del frío invierno a los rebecos, corzos, ciervos y jabalíes, entre otros animales típicos de la zona. Atravesar las praderías y disfrutar de una espectacular panorámica invernal, en estos días, es otro de los principales atractivos de estas rutas a caballo por el valle de Liébana. Por supuesto, bien se puede cerrar el día disfrutando de la suculenta gastronomía de la zona, o relajándose en el circuito hidrotermal del Balneario de La Hermida.


Dos “perlitas” sobre un destino, Cantabria, que supone un tesoro verdaderamente inmenso.


Fuente: IC Comunicación

This entry was posted in Destinos and tagged , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.