Descubre la Kenia menos común Descubre la Kenia menos común

Caballos con Mount Kenia al fondoKenia es el hogar de los safaris pero también hay una gran cantidad de aventuras esperando en las montañas y los lagos de este excepcional país africano. La tierra de Kenia ofrece un sinfín de oportunidades al viajero activo e intrépido, con posibilidades de escalar, pesca en alta mar, safaris montados en camellos o caballos, por nombrar sólo unos pocos. Kenia es un paraíso natural, sí, pero también es un destino lleno de aventura, de cultura y, en general, de un sinnúmero de posibilidades.


Las raíces del presidente Obama están en Kenia, con el lugar de nacimiento de su padre en la pequeña ciudad de Nyangoma – Kogelo en el oeste del país, cerca del Lago Victoria y la tercera ciudad de Kenia, Kisumu. Esta conexión ha colocado la zona en el mapa turístico fortaleciendo el desarrollo y la economía en la comunidad local, y los turistas a descubrir una nueva zona.


La zona occidental ofrece mucho más que el enlace con Obama, ya que los visitantes también pueden descubrir lugares como las cuevas de sal del Parque Nacional del Monte Elgon o escalar el pico de la montaña; ver flamencos a lo largo de las orillas del lago Victoria, que es el segundo lago de agua dulce más grande del mundo, que cubre cerca de 70.000 km2; explorar la ciudad portuaria de Kisumu, con su arquitectura colonial, y visitar el sitio arqueológico en Rusinga, dónde Mary y Louis Leakey descubrieron, en 1948, un esqueleto completo con más de 18 millones de años de antigüedad, que tenía más parecido con un mono que con un humano.


También hay que descubrir uno de los secretos mejor guardados de Kenia: el último bosque ecuatorial en el país, el Bosque de Kakamega, que es hogar de una gran variedad de animales, aves y reptiles, incluyendo monos colobus blancos y negros, cercopiteco de cola roja, potos (grandes criaturas nocturnas parecidas al perezoso) galagidae, pangolín arborícola y leopardos.


Para los entusiastas del senderismo, Kenia es un mundo de altos y bajosSafari en camello en Lewa, desde el segundo pico más alto de África, el Monte Kenya, a las llanuras desérticas del norte. Hay una amplia gama de excursiones, desde tranquilos paseos entre colinas, a través de cordilleras con muchos animales, hasta rutas con mucha altura. Para los que aspiran a las altitudes, los escaladores deben ser conscientes de la dificultad técnica que supone el poderoso pico del Monte Kenya, que con sus 5199 metros solamente es 696 metros más bajo que la montaña más alta de África, el Kilimanjaro, de 5895 m. 


Kenia cuenta además, con algunas grandes áreas potenciales para bicicleta de montaña, sobre todo en lugares como Hells Gate, Meru y Lewa. A medida que la popularidad de este deporte va aumentando, es cada vez más fácil encontrar sitios donde alquilar bicicletas de montaña, y hay un montón de lugares inexplorados para el ciclismo del ‘bush’.


De dos ruedas a cuatro patas. También existe una comunidad ecuestre muy activa, y montar a caballo es una manera espectacular de explorar las áreas silvestres. Cabalgar entre grandes manadas de animales es una manera ideal para experimentar la naturaleza de cerca y de forma muy personal.


El norte de Kenia tiene una cultura próspera de camellos, y el camello es utilizado por muchos tribus nómadas. Estas tierras desiertas, amplias y áridas hace mucho que se cruzan con caravanas de camellos siguiendo las antiguas rutas a través de profundos valles y a lo largo de sinuosos cauces de ríos secos. Un safari en camello es una manera única de ver este país. Los desiertos sin caminos y las cordilleras altas de la frontera norte son lugares hermosos y remotos, completamente La playa de Shelaaislados del mundo moderno. Caminando a través de este desierto con una caravana de camellos, acampar en la naturaleza y dormir bajo las estrellas, es viajar a través de una África intacta desde que pasaron los primeros exploradores.


Lejos de los desiertos del norte, las aguas del Océano Índico son el parque de juegos ideal para los aventureros. La costa keniata tiene una merecida reputación para la pesca de alta mar, que atrajo a los devotos de la pesca como Ernest Hemingway. Programas locales de marcado y liberación garantizan una pesca respetuosa con el medio ambiente. La costa es un lugar ideal para explorar en barco y las playas son perfectas para todo tipo de deportes acuáticos. Recientemente se ha abierto una escuela de kite surfing en Lamu en la playa de Shela que es considerada una de las 10 playas más bonitas del mundo.


En cualquier caso, Kenia es un destino caleidoscópico, un lugar ideal para disfrutar de todo tipo de experiencias.


Fuente: Interface Tourism

Caballos con Mount Kenia al fondoKenia es el hogar de los safaris pero también hay una gran cantidad de aventuras esperando en las montañas y los lagos de este excepcional país africano. La tierra de Kenia ofrece un sinfín de oportunidades al viajero activo e intrépido, con posibilidades de escalar, pesca en alta mar, safaris montados en camellos o caballos, por nombrar sólo unos pocos. Kenia es un paraíso natural, sí, pero también es un destino lleno de aventura, de cultura y, en general, de un sinnúmero de posibilidades.


Las raíces del presidente Obama están en Kenia, con el lugar de nacimiento de su padre en la pequeña ciudad de Nyangoma – Kogelo en el oeste del país, cerca del Lago Victoria y la tercera ciudad de Kenia, Kisumu. Esta conexión ha colocado la zona en el mapa turístico fortaleciendo el desarrollo y la economía en la comunidad local, y los turistas a descubrir una nueva zona.


La zona occidental ofrece mucho más que el enlace con Obama, ya que los visitantes también pueden descubrir lugares como las cuevas de sal del Parque Nacional del Monte Elgon o escalar el pico de la montaña; ver flamencos a lo largo de las orillas del lago Victoria, que es el segundo lago de agua dulce más grande del mundo, que cubre cerca de 70.000 km2; explorar la ciudad portuaria de Kisumu, con su arquitectura colonial, y visitar el sitio arqueológico en Rusinga, dónde Mary y Louis Leakey descubrieron, en 1948, un esqueleto completo con más de 18 millones de años de antigüedad, que tenía más parecido con un mono que con un humano.


También hay que descubrir uno de los secretos mejor guardados de Kenia: el último bosque ecuatorial en el país, el Bosque de Kakamega, que es hogar de una gran variedad de animales, aves y reptiles, incluyendo monos colobus blancos y negros, cercopiteco de cola roja, potos (grandes criaturas nocturnas parecidas al perezoso) galagidae, pangolín arborícola y leopardos.


Para los entusiastas del senderismo, Kenia es un mundo de altos y bajosSafari en camello en Lewa, desde el segundo pico más alto de África, el Monte Kenya, a las llanuras desérticas del norte. Hay una amplia gama de excursiones, desde tranquilos paseos entre colinas, a través de cordilleras con muchos animales, hasta rutas con mucha altura. Para los que aspiran a las altitudes, los escaladores deben ser conscientes de la dificultad técnica que supone el poderoso pico del Monte Kenya, que con sus 5199 metros solamente es 696 metros más bajo que la montaña más alta de África, el Kilimanjaro, de 5895 m.


Kenia cuenta además, con algunas grandes áreas potenciales para bicicleta de montaña, sobre todo en lugares como Hells Gate, Meru y Lewa. A medida que la popularidad de este deporte va aumentando, es cada vez más fácil encontrar sitios donde alquilar bicicletas de montaña, y hay un montón de lugares inexplorados para el ciclismo del ‘bush’.


De dos ruedas a cuatro patas. También existe una comunidad ecuestre muy activa, y montar a caballo es una manera espectacular de explorar las áreas silvestres. Cabalgar entre grandes manadas de animales es una manera ideal para experimentar la naturaleza de cerca y de forma muy personal.


El norte de Kenia tiene una cultura próspera de camellos, y el camello es utilizado por muchos tribus nómadas. Estas tierras desiertas, amplias y áridas hace mucho que se cruzan con caravanas de camellos siguiendo las antiguas rutas a través de profundos valles y a lo largo de sinuosos cauces de ríos secos. Un safari en camello es una manera única de ver este país. Los desiertos sin caminos y las cordilleras altas de la frontera norte son lugares hermosos y remotos, completamente La playa de Shelaaislados del mundo moderno. Caminando a través de este desierto con una caravana de camellos, acampar en la naturaleza y dormir bajo las estrellas, es viajar a través de una África intacta desde que pasaron los primeros exploradores.


Lejos de los desiertos del norte, las aguas del Océano Índico son el parque de juegos ideal para los aventureros. La costa keniata tiene una merecida reputación para la pesca de alta mar, que atrajo a los devotos de la pesca como Ernest Hemingway. Programas locales de marcado y liberación garantizan una pesca respetuosa con el medio ambiente. La costa es un lugar ideal para explorar en barco y las playas son perfectas para todo tipo de deportes acuáticos. Recientemente se ha abierto una escuela de kite surfing en Lamu en la playa de Shela que es considerada una de las 10 playas más bonitas del mundo.


En cualquier caso, Kenia es un destino caleidoscópico, un lugar ideal para disfrutar de todo tipo de experiencias.


Fuente: Interface Tourism

This entry was posted in Destinos and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply