Dallas inaugura un gran jardín interactivo

Tras casi dos décadas de investigación y dos años de obras, se ha inaugurado en la ciudad texana de Dallas el Rory Meyers Children’s Adventure Park, un gran jardín interactivo, con más de tres hectáreas de extensión, cuyo objetivo principal es despertar el interés de los más pequeños por la ciencia y, sobre todo, por la naturaleza.


El nuevo “museo sin paredes” consta de 17 galerías interiores y exteriores diseñadas según los parámetros de la educación interactiva, aplicando tecnología innovadora en sus 150 exposiciones y elementos naturales. Así, por ejemplo, los niños pueden descubrir cómo funcionan distintos aspectos de la naturaleza, como la fotosíntesis, la polinización, el sistema solar, la erosión o la generación de energía, paseando por humedales típicos de Texas, desfilando por una pasarela de 73 metros de longitud construida entre las copas de los árboles, o divirtiéndose en el llamado Centro de Exploración, que ocupa 845m2 y que cuenta con un OmniGlobe, una exclusiva tecnología (sólo hay 50 en el mundo) de última generación que permite reproducir todo tipo de fenómenos ambientales (clima, cambios atmosféricos, etc.) en una esfera virtual.


El Rory Meyers Children’s Adventure Park está situado junto a uno de los jardines botánicos más importantes del mundo, el Arboretum de Dallas, a orillas del lago White Rock, y ha sido financiado en gran medida por donaciones particulares, muy especialmente la de la familia de Rory Meyers, quien durante muchos años fue miembro de la junta directiva del Arboretum y Presidente del Comité de Educación. Además, en la construcción de este complejo lúdico-educativo, que se inició en 2011, se han incorporado numerosas técnicas para mejorar su sostenibilidad, como la utilización de materiales reciclados, la implementación de tejados vegetales, la instalación de conductos de flujo reducido y el uso de agua pluvial para el riego.

Así, Dallas no sólo continúa siendo el principal destino de visitantes de Texas, también se mantiene en el camino de la innovación que, desde hace años, le caracteriza. Sin duda, el Rory Meyers Children’s Adventure Park es una excelente muestra del atractiva oferta turística de la ciudad, que, además, cuenta con una escena culinaria de vanguardia, y que está impulsando el mayor Distrito de las Artes de los EE.UU., un gran complejo que cuenta con cinco espacios culturales diseñados por arquitectos galardonados con el Premio Pritzker. En todo caso, una experiencia inolvidable.


Fuente: Sergat

Tras casi dos décadas de investigación y dos años de obras, se ha inaugurado en la ciudad texana de Dallas el Rory Meyers Children’s Adventure Park, un gran jardín interactivo, con más de tres hectáreas de extensión, cuyo objetivo principal es despertar el interés de los más pequeños por la ciencia y, sobre todo, por la naturaleza.


El nuevo “museo sin paredes” consta de 17 galerías interiores y exteriores diseñadas según los parámetros de la educación interactiva, aplicando tecnología innovadora en sus 150 exposiciones y elementos naturales. Así, por ejemplo, los niños pueden descubrir cómo funcionan distintos aspectos de la naturaleza, como la fotosíntesis, la polinización, el sistema solar, la erosión o la generación de energía, paseando por humedales típicos de Texas, desfilando por una pasarela de 73 metros de longitud construida entre las copas de los árboles, o divirtiéndose en el llamado Centro de Exploración, que ocupa 845m2 y que cuenta con un OmniGlobe, una exclusiva tecnología (sólo hay 50 en el mundo) de última generación que permite reproducir todo tipo de fenómenos ambientales (clima, cambios atmosféricos, etc.) en una esfera virtual.


El Rory Meyers Children’s Adventure Park está situado junto a uno de los jardines botánicos más importantes del mundo, el Arboretum de Dallas, a orillas del lago White Rock, y ha sido financiado en gran medida por donaciones particulares, muy especialmente la de la familia de Rory Meyers, quien durante muchos años fue miembro de la junta directiva del Arboretum y Presidente del Comité de Educación. Además, en la construcción de este complejo lúdico-educativo, que se inició en 2011, se han incorporado numerosas técnicas para mejorar su sostenibilidad, como la utilización de materiales reciclados, la implementación de tejados vegetales, la instalación de conductos de flujo reducido y el uso de agua pluvial para el riego.

Así, Dallas no sólo continúa siendo el principal destino de visitantes de Texas, también se mantiene en el camino de la innovación que, desde hace años, le caracteriza. Sin duda, el Rory Meyers Children’s Adventure Park es una excelente muestra del atractiva oferta turística de la ciudad, que, además, cuenta con una escena culinaria de vanguardia, y que está impulsando el mayor Distrito de las Artes de los EE.UU., un gran complejo que cuenta con cinco espacios culturales diseñados por arquitectos galardonados con el Premio Pritzker. En todo caso, una experiencia inolvidable.


Fuente: Sergat

zp8497586rq
This entry was posted in Destinos and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.