Cultura, Gastronomía y Naturaleza en el Ripollès


La comarca catalana del Ripollès guarda en sus entrañas los orígenes de la historia de Cataluña. Para dar a conocer el vasto patrimonio natural, cultural, histórico e incluso legendario de esta comarca gerundense se ha creado la marca turística “Tierra de Condes y Abades”, en la cual se pueden recorrer varias rutas por los cuatro municipios que la componen: Ripoll, Sant Joan de les Abadesses, Gombrèn y Campdevànol. Con esta iniciativa, el turismo cultural e histórico por tierras catalanes está de enhorabuena.


“Tierra de Condes y Abades” pretende poner en valor, desde una perspectiva turística sostenible, el patrimonio cultural y natural del Ripollès, y los recursos tangibles e intangibles vinculados al concepto de los orígenes de Cataluña. El Ripollès está enmarcado en una zona rica en cuanto a naturaleza, cultura y gastronomía (dispone de una variedad de productos agroalimentarios y de una gastronomía propia de la comarca).


Ripoll

Una de las capitales de comarca catalanas más pequeñas (cuente tan sólo con 12.000 habitantes), pero que fue en el pasado uno de los lugares donde se empezó a forjar la historia de Cataluña. Situada en la confluencia de los ríos Ter y Freser, el monumento más destacado de esta localidad es su monasterio, de gran valor arquitectónico y simbólico, la fundación del cual se remonta en el siglo IX. Durante el siglo XI fue uno de los grandes centros culturales del sur de Europa gracias, sobre todo, a la figura del Abad Oliba, bisnieto de Wilfredo el Velloso, fundador también de uno de los monasterios más importantes de Cataluña: el de Montserrat.


Sant Joan de les Abadesses, siguiendo los pasos del mito del Conde Arnau

La segunda localidad del Ripollès que se engloba en el proyecto de “Tierra de Condes y Abades” es Sant Joan de les Abadesses, localidad más pequeña que Ripoll pero que posee también un importante patrimonio histórico y arquitectónico. El monasterio de Sant Joan de les Abadesses es su construcción más destacada. Igual que el de Ripoll, construido en el siglo IX por el conde Wilfredo el Velloso para repoblar la zona.


Campdevànol, patrimonio natural del Ripollès

La tercera localidad de este proyecto es Campdevànol, municipio que cuenta con unos excelentes recursos naturales. En este sentido, otro de los objetivos de la marca “Tierra de Condes y Abades” es la recuperación del Camino real de Campdevànol que va desde la misma localidad hasta Gombrèn, con una extensión de 8,5 km. Es un camino muy agradable para hacer ya sea a pie o en bicicleta, que transcurre junto a la ribera del río Merdàs, afluente del Freser, rodeado de espacios naturales de gran belleza como la Fuente del Querol.


Gombrèn: castillo de Mataplana y santuario de Montgrony

El castillo de Mataplana perteneció al Conde Arnau de Pallars, barón de Mataplana, personaje histórico que vivió en el siglo XIV y que se cree que pudo inspirar la leyenda del Conde Arnau. Finalmente, también en el municipio de Gombrèn, encontramos el santuario de Montgrony, una panorámica espectacular donde tradición y religiosidad van de la mano. En la cumbre se encuentra la iglesia de Sant Pere de Montgrony, una bella construcción románica del siglo XII. Para llegar hasta ella hay que subir 144 escalones, como los que tiene la escalera de Jacob que se menciona en el Génesis de la Biblia. En la Hospedería del Santuario de Montgrony está previsto que se inaugure este verano una exposición sobre Otger Cataló y los nuevo barones de la Fama, los primeros héroes legendarios que lucharon contra los sarracenos.



This entry was posted in Destinos and tagged , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply