Cocina a fuego lento en Pamplona

Para los que quieran endulzarse el otoño con un apetitoso guiso de la abuela, sin que su paciencia ni su bolsillo se resientan, vale la pena acercarse a Navarra, del 6 al 14 de noviembre, y participar en la IX Semana de la Cazuelica y su maridaje con el vino de Navarra. Por tan sólo dos euros se podrán degustar deliciosos platos tradicionales con un toque vanguardista y acompañarlos del caldo navarro más apropiado. Este año, 35 establecimientos hosteleros se han sumado a la iniciativa gastronómica que cada vez cuenta con más adeptos.

Qué mejor manera de afrontar los primeros fríos del otoño que hacerlo con un guiso elaborado a fuego lento. Por eso, quienes quieran comer platos tan típicos como un cocido, o crrilleras de ternera, o ajoarriero, o manitas de cerdo, o rabo de toro, sin tener que pasar horas y horas en la cocina, pueden acercarse a esta IX Semana de la Cazuelica y su maridaje con el vino de Navarra.

Pamplona y los encantos de su casco antiguo.
Muchos de los establecimientos que participan en la Semana de la Cazuelica se encuentran en el casco viejo de Pamplona, con lo cual el viajero puede aprovechar la cita gastronómica para visitar los principales rincones de la capital navarra. Un paseo básico para conocer la ciudad comienza en la plaza del Ayuntamiento. Desde allí se puede tomar la calle Mercaderes y ascender por la calle Curia para encontrarse frente a frente con la catedral de Santa María. Tampoco se debe dejar de lado el baluarte del Redín, un espectacular balcón sobre las murallas de Pamplona, desde el que se puede contemplar el portal de Francia o de Zamalacárregui.

En cualquier caso, esta es una buena temporada para acercarse a Pamplona y, en general, a todo lo bueno que ofrece el Reyno de Navarra.

This entry was posted in Gastronomía and tagged , , , , , , , , . Bookmark the permalink.