A dormir en el faro

div style=”clear: both; text-align: center;”>

Visitar Croacia siempre es una sorpresa… pero ahora la singularidad va más allá. Porque ya son más de una decena los faros que se pueden alquilar con fines turísticos en la costa croata del Adriático.


Los faros de Istria, Verudica y Marlera, por ejemplo, ya reciben a sus primeros turistas. Después de las reformas y del equipamiento necesario, los faros ya se pueden alquilar como apartamentos durante todo el año.

El faro Verudica fue construido en el año 1877, en el cabo de mismo nombre, enfrente de la isla Veruda, al sur de Pula. Se trata de una torre de forma cuadrada y un edificio bajo con una superficie total de 50 m².

El faro Marlera, por su puarte, data de 1880 y se ubica en la zona suroeste de la península de Istria. Se trata de una torre separada con faro y edificio bajo con una superficie total de 60 m². Los dos faros están automatizados y están incluidos en el sistema de supervisión a distancia, por lo que el personal no está en el faro.

En cualquier caso, dormir en un faro es una experiencia que va más allá de lo cotidiano y que forma parte de ese catálogo de singularidades que hace de Croacia un destino excepcional.